LA OPINÓN DE LOS EXPERTOS

El caso de Ciudad del Sol representó un reto muy particular en la cuestión de su movilidad
cotidiana, desde la investigación histórica se observó que originalmente el diseño urbano respondía
a un fraccionamiento suburbano supuesto a existir al borde de la mancha urbana con un flujo vehi
cular y peatonal bajo al interior del mismo.

No obstante, la ciudad creció, las vialidades originalmente cerradas se prolongaron y las
avenidas se ampliaron, al saturarse las avenidas primarias que rodean el antiguo suburbio, sus via-
lidades interiores resultaron ser prácticas vías alternas, aumentando entonces el flujo vehicular en
las avenidas secundarias, mermando la tranquilidad de la zona.

El paso de las décadas potenció el problema a medida que este punto geográfico ganaba
importancia y se convertía en una centralidad en la ciudad, el tránsito vehicular aumentó paulatina-
mente su velocidad a la par que el flujo ganaba compacidad en su paso, la suma de estos dos fac
tores fue la que hizo complicada la zona para los peatones, esencialmente encerrando a los vecinos
más susceptibles al confinamiento de sus propias manzanas.

El reto es este, cómo recuperar las calles para los vecinos, para que puedan transitarlas a
pie, visitar a sus vecinos, pasear a la mascota familiar, realizar trote u otros ejercicios de resistencia,
volver a sentir las calles suyas, pudiendo cruzar a lo largo y ancho de la colonia sin correr peligro a
ser atropellado al cruzar calles y avenidas.

Para lograr esto lo mas importante que tenemos que hacer es separar los conceptos de ca-
lle-tráfico vehicular, y en cambio recuperar la prioridad de calle-peatón, es decir, entender que en la
calle primero debemos pensar en el peatón, que este lleve absoluta preferencia en el diseño, y todos
los demás medios se movilidad quedan subordinados a este, pues es nuestro medio de movilidad
primaria, todos somos peatones.

En la práctica esta línea conceptual se ve representada en acciones y elementos que hacen
incómodo el tránsito vehicular por estas mismas calles, elementos que interrumpen el rodar por las
calles y obligan a reducir la velocidad y poner mayor atención a lo que sucede en nuestro entorno,
cruceros lentos que desincentivan el uso de calles menores como rutas alternas a menos que no
exista otra alternativa.
Se hace uso de una amplia gama de soluciones geométricas y técnicas para lograr el efecto come-
tido, en las glorietas se colocan reductores de velocidad unos metros antes del crucero con el pro-
pósito de que los vehículos bajen la velocidad y después de esto entren al espacio de espera para
poder ingresar a la glorieta, dando tiempo de reaccionar ante la presencia de un peatón que desea
atravesar la calle por el mismo punto.

En los cruceros de alto flujo con camellón central se habilitan isletas de espera para que
los peatones puedan realizar el cruce en dos tiempos con condiciones de seguridad completas,
mientras que en los cruceros conflictivos se plantea un modelo híbrido en donde una vialidad se ve
estrechada por medio de orejas y ampliaciones de las aceras aunadas a reductores de velocidad,
mientras que la vialidad opuesta se desvía por medio de isletas que permiten romper la inercia de la
continuidad vial y logran atraer la atención completa del conductor al crucero.

Por último cabe destacar los casos de intervención a espacios públicos de alto atractivo, en
estos se opta por la implementación de cruces a nivel de banqueta que obligan al conductor a re-
ducir sustancialmente su velocidad al tiempo que se le ofrece al peatón un espacio en el que tiene
prioridad total en el que su espacio de circulación es el que interrumpe el arroyo vial y no al contrario,
estos puntos son el crucero inmediato a la iglesia, así como la glorieta de la pirámide, fuerte atractor
de público infantil y punto de riesgo para los mismos.

Se espera que estos cambios en la dinámica de la movilidad interna de la colonia impacten
de manera positiva, recuperando la tranquilidad de sus calles y funcionando como un punto de refe-
rencia que propicie cambios similares en otros puntos de la metrópoli.

Quedando pendiente el cambio de sentidos de circulación y semaforización que permitan
simplificar la circulación vehicular y reduzcan aun mas la potencialidad de accidentes viales en estas
calles.

Maestro Urbanista Daniel Castellanos.
Movilidad del Estado de Jalisco

Egresado de Arquitectura por parte de ITESO en el año 2012, entre los años 2010 y 2013
colaboró en el diseño arquitectónico general y el proceso constructivo de varias obras incluyendo
edificios de usos mixtos, hotelería, y restauración arquitectónica con la firma Arquitectura Coordina
da.

En 2013 ingresa al programa de Maestría en Procesos y Expresión Gráfica en la Proyección
Arquitectónica Urbana, de la Universidad de Guadalajara, realizando una estancia de investigación
en la Universidad Autónoma de Barcelona durante el año 2015, desarrollando una línea de investi-
gación teórica urbana enfocada a la movilidad cotidiana y su interacción en el territorio urbano edi-
ficado, alcanzando el título de Maestro con la tesis titulada “El Nodo Urbano del Transporte Público;
modelo de análisis de integración territorial para sistemas de transporte público, alcanzando con
esta el reconocimiento de excelencia académica en el año 2016.

Entre los años 2017 y 2018 se encontró a cargo de la Jefatura de área de Atención a Mu-
nicipios Metropolitanos, dentro de la Dirección General de Infraestructura Vial, de la Secretaría de
Movilidad Jalisco, área en su momento encargada de atender, mediante el desarrollo de proyectos,
temas propios de señalización vial, estudios para instalación de semáforos, autorización y control de
elementos reductores de velocidad así como propuestas de cambios de sentido de circulación.

En la actualidad se desempeña como docente en la Facultad de
Arquitectura bajo el sistema de escuelas incorporadas a la Universidad de
Guadalajara, impartiendo cursos de Diseño Urbano, Regeneración Urbana,
Proyecto Arquitectónico y Teoría Crítica de la Arquitectura.

El paradigma de la movilidad sostenible

En 1950 el mundo tenía 70 millones de coches, camiones y autobuses. Hacia el año 1994,
esta cifra se multiplicó por nueve: 630 millones de vehículos, más de 12 millones de vehículos por
año en las carreteras alrededor del mundo. En el 2025 existirán más de un billón de vehículos moto-
rizados. Estos automotores consumen cientos de barriles de petróleo por día, la mitad del consumo
mundial, y son responsables de casi la mitad de toda nuestra contaminación ambiental y de un tercio
de nuestras emisiones de gases de efecto invernadero.

El automóvil, aunque se le ponga la etiqueta de “limpio” o “verde”, se ha convertido en la prin
cipal causa de heridos y muertos en casi cada país del mundo. México no es la excepción; nuestro
país ocupa el séptimo lugar a nivel mundial en muertes por hechos de tránsito, y tiene a esta como la
principal causa de muerte de niños y jóvenes en el territorio nacional. A estas estadísticas se suman
las muertes de más de 14 mil personas que cada año fallecen a causa de enfermedades relaciona-
das con la contaminación atmosférica, como lo son los casos de asma, cáncer, leucemia y cáncer
de pulmón, producto de la contaminación que generan, en gran parte, los viajes en auto.

Del mismo modo, al analizar el modelo de configuración y funcionamiento de las ciudades
actuales, se debe considerar el grave problema de la segregación social y urbana que generan las
infraestructuras para el automóvil. Para que ellas existan, es necesario sacrificar áreas verdes, par
ques, plazas públicas, reducir las banquetas al mínimo, cubrir la superficie con asfalto, inhibiendo
la filtración de agua al subsuelo y convirtiendo la ciudad en kilómetros de pavimento, todo para dar
pie a más carriles vehiculares, más puentes y pasos a desnivel, que nunca cesarán de congestio-
narse. Evidentemente, en detrimento de la calidad de vida de todos los ciudadanos, en especial de
las niñas, los niños y las personas de la tercera edad que demandan condiciones específicas de
accesibilidad al espacio público.

Es por todo esto que, a nivel mundial y desde hace muchas décadas, comenzó un gran mo-
vimiento que ha llevado a la transformación radical de decenas de ciudades, las cuales han logrado
invertir su diseño urbano basado en infraestructuras para el automóvil a favor de un diseño ordena-
do, compacto, conectado y accesible en pro de las personas. Esta es la apuesta del Municipio de
Zapopan, a través de su Dirección de Movilidad y Transporte.

Acerca de la Dirección de Movilidad y Transporte de Zapopan
La Dirección de Movilidad y Transporte del Municipio de Zapopan (DMTZ) fue creada el 1 de octubre
de 2015 y cuenta con cuatro áreas de gestión: Movilidad Sustentable, Estacionamientos, Dictamina-
ción y Planeación y, finalmente, Cultura Vial Sostenible.

Con el objetivo de transitar hacia una movilidad sostenible y una ciudad para la gente, donde
no ocurran más muertes por hechos viales, la DMTZ lleva a cabo los programas que a continuación
se mencionan:

Programas de infraestructura
Cruceros seguros: rediseña las intersecciones donde se concentran hechos viales o donde se de-
tecta alto riesgo para los peatones. En estos proyectos se busca disminuir distancias de cruce pea-
tonal, agregar elementos de accesibilidad para personas con discapacidad, eliminar obstáculos en
las banquetas, generar zonas de resguardo peatonal, simplificar la lectura de la intersección a los
automovilistas y eliminar distractores para ellos.

Renovación y reordenamiento vial: reconfigura secciones viales (anchos de carriles, senti
dos de circulación y uso del espacio por modo), proyecta e instala dispositivos viales para reducir
la velocidad vehicular, y garantizar la preferencia del peatón. Asimismo, se renueva y actualiza la
señalización horizontal y vertical de las vialidades.

Movilidad ciclista: se diseñan y construyen ciclovías e infraestructura ciclista, se dota de es-
tacionamiento para bicicletas a los espacios públicos del Municipio, y se sustituyen rejillas pluviales
peligrosas de las vialidades municipales. Esta es una de las tareas que quedan pendientes de aten-
der y consolidar en la colonia.

Programas de educación vial
Ponte en mi lugar, libera mi espacio: a través de este programa, se otorgan las acreditaciones ofi
ciales para utilizar los cajones de estacionamiento para personas con discapacidad, a quienes lo
requieren. De igual forma, se realizan operativos en centros comerciales, sobre todo en los días de
máxima afluencia, para apercibir y sancionar a los automovilistas que usan los lugares para perso
nas con discapacidad sin la acreditación necesaria.

Banquetas Libres: su objetivo es mejorar las condiciones de seguridad del peatón y de per-
sonas con movilidad reducida, liberando la banqueta de autos para que puedan andar y circular sin
tener que arriesgar su vida en el arroyo vehicular. También se busca generar conciencia ciudadana
respecto a la obstrucción de la vía pública, que si bien ya se encontraba prevista como infracción en
la normatividad aplicable, durante mucho tiempo se permitió que esta práctica continuara sin conse-
cuencias.

Educavial: la Dirección de Movilidad y Transporte ofrece un curso de educación y cultura vial,
dirigido a los infractores que se estacionan en banquetas, lugares prohibidos o lugares exclusivos
para personas con discapacidad sin tener acreditación para ello. Con este curso de 4 horas, los
infractores podrán hacerse acreedores de un 70% de descuento en sus multas. En Educavial se
explican las leyes y reglamentación vigentes, se sensibiliza sobre las consecuencias de comporta-
mientos erróneos — sobre todo en lo referente a las dificultades en que ponen a las personas con
discapacidad — y se invita a racionalizar el uso del automóvil particular para favorecer los traslados
en movilidad activa.

Luchadores Viales: programa de educación vial que mediante intervenciones lúdicas en es-
cuelas busca llegar directamente al 100% de los niños de entre 6 y 12 años del Municipio de Zapo-
pan, Jalisco. Un grupo de actores profesionales, expertos en improvisación, interpretan historias ela-
boradas por la Dirección de Movilidad y Transporte de Zapopan aula por aula, escuela por escuela
de todo el Municipio. En ella los niños reciben contenidos sobre cultural vial, movilidad sustentable,
y espacio público a un nivel que sea comprensible para ellos, a la vez que sustancial y enriquecedor.
El programa también opera en cruceros, parques, espacios públicos y otros lugares susceptibles de
ser intervenidos.

Gestión del estacionamiento
Aquí hay lugar: a través de la regulación del estacionamiento en la vía pública, con cobro mediante
una plataforma digital, se fomenta un uso eficiente, transparente y ordenado del espacio público,
y se mejora el índice de ocupación y rotación de los vehículos en los cajones de estacionamiento
disponibles. A la vez, con esta estrategia se incentiva la economía de estas zonas, en las que se
propicia el uso de modos de transporte alternativos al vehículo particular, se disminuye la cantidad
de contaminantes que se generan por la búsqueda de estacionamiento, y transitamos a la aplicación
de nuevas tecnologías para transparentar los procesos de operación y recursos del programa.

Regulación del estacionamiento en sus diferentes modalidades: la DMTZ atiende, supervisa,
vigila y regula las solicitudes en el municipio referentes al estacionamiento en el espacio público,
estacionamientos exclusivos en la vía pública, estacionamientos vinculados a los centros comercia-
les, estacionamientos privados de uso público y estacionamientos con acomodadores de vehículos,
así como la revisión de las inconformidades que surjan por parte de ciudadanos referentes a esta
materia.

Proyecto de Movilidad en Ciudad del Sol
Con el fin de transitar hacia otro modelo de ciudad, en el que se apueste por una movilidad soste
nible que permita trasladarse y gozar a cualquier ciudadano sin importar su condición, de manera
segura y eficiente en el espacio público, la DMTZ colaboró con autoridades estatales para el diseño
de un plan de ordenamiento vial en la colonia Ciudad del Sol.

La Secretaría de Movilidad del Estado de Jalisco (2013-2018), a través de la Dirección de
Infraestructura Vial encabezada por el Arq. José de Jesús Arreola Chávez y el Mtro. Daniel Rodrigo
Castellanos Solís, en colaboración con el Concejo Directivo de Colonos Ciudad del Sol 2017-2019,
realizó un proyecto integral de movilidad en la colonia para proveer seguridad y ordenamiento vial.

En el proyecto se incluyeron dispositivos reductores de velocidad, señalización horizontal y
vertical, modificación de banquetas y resguardos peatonales para generar cruceros seguros, defi
nición de sentidos de circulación y cruceros a semaforizar. Todo con el objetivo de tranquilizar la
velocidad en la colonia, evitar el paso de vehículos de carga por las calles secundarias y facilitar el
cruce de la gente (sobre todo de las personas de la tercera edad o con alguna discapacidad, muje-
res embarazadas, niños y personas con carreolas) de una acera a otra.

Asimismo, se planteó una red de carriles para la micromovilidad en la colonia, destinados a
satisfacer la necesidad de viajes de largo y corto itinerario de los modos de transporte no motoriza-
dos. Este punto en específico aún no se concluye, y es materia pendiente de atender para lograr un
entorno de movilidad integral seguro e incluyente.

Con estos pasos y los pendientes, Ciudad del Sol se posiciona como una de las colonias
modelo del municipio de Zapopan. Sirva de ejemplo y orientación para que cada vez más colonias
sigan sus pasos, a favor de una ciudad para todas y todos.

* Responsables de la redacción: Jesús Carlos Soto Morfín, director de Movilidad y Transporte
del Municipio de Zapopan, Abel Paniagua Puga, jefe de la unidad de Movilidad Sustentable.